sábado, 7 de marzo de 2009

PERSIGUIENDO LA UTOPIA


Como librepensante busco incesantemente mi definición de utopía. Siempre me ha fascinado el término y la palabra en si, creo que todo ser humano que se precie de serlo (Existen demasiad@s borregos) Ha albergado en su interior y en sus sueños su sociedad utopica. No hay momento en la historia de la humanidad dónde no hayan aparecido relatos o reflexiones de una sociedad o mundo utópico. Una de las obras que me han impresionado más es la de Campanella y su ciudad del sol, como este dominico en 1602 mezcla la teología con la metafísica de un modo sublime. Como no fue perseguido por la inquisición. En mis sueños se gesta una sociedad utópica diferente a este sistema neoconservador y monopolizador, la base por supuesto la república, la más sana a a mi parecer, puesto que el anarquismo en sociedades amplias es casi inimaginable. Perseguir la utopía es extender tus alas y no poner limites a tu imaginación, algún día me atreveré a escribir sobre mi sociedad utópica, ahora me conformo con la edición de mi primer libro. Mientras tanto llevaré mi utopía en el corazón:

Los hombres han olvidado esta verdad_dijo el zorro_Pero tú no debes olvidarla. Eres respopnsable siempre de lo que has domesticado. Tu eres responsable de tu rosa...

7 comentarios:

Juntaletras dijo...

Hace tiempo que creo poco en utopías. El comunismo, el anarquismo e incluso el fascismo, proponen sociedades utópicas, el comunismo, una sociedad basada en la igualdad total incluso aunque algunos individuos se esfuercen más que otros y donde el estado controle todo, el anarquismo, confía en el ser humano y su posibilidad de gestionarse en sociedad sin un gobierno mediante, o de haber un gobierno, que fuera asambleario todos en igualdad de condiciones, el fascismo, mediante un estado militar o policial, propone subyugar las libertades y las expresiones diferentes, para dar a cambio seguridad y paz, aparentemente, todos, fallan.

¿Cómo hacer una sociedad justa cuando hay tantas diferencias ideológicas entre seres humanos?

No hay que parar de buscarlas, pero de momento parece que los antecedentes hablan en contra.

Un saludo.

la guardiana dijo...

Estoy de acuerdo contigo en las falsas utopías políticas, yo hablo de otras utopías ¿ Has leido la ciudad del sol? Un abrazo mi utopía es más espiritual o metafísica, un gran abrazo

Leobet Garcia dijo...

Disculpa que entre a tu blog sin ser invitado.Te descubrí entre los seguidores de un buen amigo y excelente poeta y te cuento que me encanta lo que escribes y te dejo aquí mi huella y te invito al mio.Besos

LEO

Temohpablo dijo...

Hola Alejandra.

Hermoso texto como siempre y muy profundo. Creo que las utopías no existen, en mi opinión, todo puede ser posible si se cree que pueda serlo y se trabaja para ello.

Un beso.

Todos Nosotros dijo...

Gracias Divina.

Recuerda que ahí también tienes tu espacio para poder públicar lo que más desees.

Si uno sólo puede hacer maravillas, que será lo que puedan hacer muchos estando únidos.

Un abrazo.

Enrique Bores dijo...

Sí, Alejandra, noy hay que dejar de buscar la Utopía, que aunque es un lugar inalcanzable, casi por definición, nos ayuda para estar permenentemente en el camino de la mejora y superación. El trayecto y el cómo lo transitamos, es lo que realmente importa.
Por cierto, en tu perfil dice que nos recibes con un barazo; pero creo que quisiste decir abrazo (no varazo) :)
Saludos, Enrique

fabio fernando fusco dijo...

Un libro que me gustó mucho , "La isla " de Aldous Huxley , plantea una sociedad utópica muy interesante , creo que es una gran obra.